Espías cubanos todavía dependen de tecnología anticuada como la onda corta y clave Morse 3

Juan O. Tamayo, elNuevoHerald.com

No importa si usted no es un espía cubano. Usted podría recibir mensajes secretos enviados por La Habana a sus agentes en Miami, Washington y otras partes del mundo.

Cada semana, una estación de onda corta en Cuba transmite 97 mensajes codificados en tonos que parecen de fax. Un programa de computadora fácilmente disponible al público cambia los tonos en números, y entonces los espías cubanos decodifican los números en palabras.

Una segunda estación espía transmite 16 mensajes por semana en los puntos y rayas del código Morse, de 175 años de antigüedad, mensajes secretos para aquellos espías de La Habana de más edad o menos conocimientos tecnológicos.

Dieciséis años después de los arrestos en Miami de cinco espías cubanos que recibían sus órdenes secretas por transmisiones de onda corta, La Habana continúa usando un sistema que ha caído en desuso en el mundo del espionaje desde el fin de la Guerra Fría.

Hay muchas maneras más modernas y eficientes de comunicar secretos usando satélites, transmisiones por ráfagas, correos electrónicos únicos, etc., dijo Chris Simmons, oficial retirado de inteligencia del Pentágono especializado en asuntos cubanos.

“Pero estas transmisiones cubanas podrían ser para viejos espías, dinosaurios que llevan mucho tiempo escuchando (onda corta), agentes a largo plazo, que se sienten cómodos así y no quieren ni necesitan cambios”, añadió Simmons.

La estación cubana más ocupada en estos tiempos, y la única estación espía del mundo entero que usa los tonos de tipo fax, ha sido bautizada como HM01 por radioescuchas aficionados que tienen websites tales como Spooks List, Spynumbers, ShortwaveSchedule y Enigma2000.

La misma transmite de 11 a 14 mensajes por día, un total de 96 por semana, en el mismo horario cada semana pero usando una docena de frecuencias de onda corta, dijo Chris Smolinski, de 41 años, ingeniero informático de Maryland cuyo hobby es vigilar las estaciones espía.

Cada mensaje tiene casi siempre 150 grupos de cinco dígitos, de modo que los radioescuchas no pueden medir la verdadera longitud del texto, y algunas de las transmisiones de 10 minutos son falsas, diseñadas para encubrir el verdadero número de espías que las reciben.

Cualquiera puede conectar un receptor de radio a una computadora, donde el programa DIGTRX —usado por muchos radioaficionados para enviar y recibir textos largos— convierte los tonos en números. Los espías usan entonces programas secretos para convertir los números en texto.

“HM01 es un sistema ideal porque no hay que enseñárselo a nadie. La computadora hace todo el trabajo”, dijo Smolinski.

Lea más aquí: Espías cubanos todavía dependen de tecnología anticuada como la onda corta y clave Morse

3 comments

  1. Once again, the Miami Herald carefully omits an important fact: FIU spies Carlos Alvarez and Elsa Prieto, not mentioned here, were using the antiquated radio method of receiving messages from Cuba for more than twenty years. The FBI occupied a short-wave radio receiver and coding pads in their home. Why this omission now that Alvarez and his wife are free after completing their jail terms? The Herald has a history of not investigating Cuban spies and protecting those who infiltrated their organization. During the WASP network trial it was revealed that Cuba had a spy in a top administrative position at the Herald. It was someone with an acid personality dedicated to creating perpetual problems and havoc within the newspaper, who had numerous complaints against him in the Human Resources office. That’s not hard to figure out for those aware on the inner workings of the Heralds. When the Castro regime disintegrates, the State Security archives will reveal the role of Cuban spies infiltrated in the Herald. As Jorge Mas Canosa announced in the early 1990s: “I don’t believe in the Herald.”

  2. Por ahora, estimado Tamayo, dos cuestiones:

    Si hay tantos espías del gobierno cubano en Estados Unidos, ¿no es hora de preguntarse por qué?

    En mi tiempo, esos espías no eran ni por asomo tantos como se dice ahora, y eran “desechables”, o sea que podían ser capturados porque no eran “importantes” y servían para distraer a los Servicios Especiales estadounidenses. Los verdaderos espías importantes eran atendidos directamente desde La Habana utilizando el canal de comunicación de los “Ilegales”.

    Mas tarde podemos seguir este tema por email.

    Saludos, JA.

  3. The Cubans are using this method because they think is safe for them to use it and also because it is cheap and the Cuban government is lacking the technology to build satellites and other expensive communication systems,in other words for them this method is cheaper and effective.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s