Agente Cubano Percy Francisco Alvarado Godoy: La USAID y los peligros de colaborar con terroristas (II) 2

canfPor Percy Francisco Alvarado Godoy

La FNCA ha sido desde su creación un instrumento para condicionar la política norteamericana hacia Cuba.

Muchos elementos evidencian cómo las diferentes administraciones norteamericanas la han empleado, indistintamente, como punta de lanza de su política agresiva, recibiendo fondos millonarios a través de sus agencias federales como la CIA y la USAID para articular en cada momento sus planes encaminados a destruir por cualquier vía posible a la Revolución.

Cuando les ha sido necesario, tal como ocurrió con el destape de las corruptelas de Adolfo Franco, han colocado en la USAID a personeros de la FNCA como José Cárdenas, ex directivo de la misma. Esta fue la salida para descongelar en el 2008 los fondos destinados para propiciar la subversión contra Cuba y tratar de mantener las emisiones de Radio y TV Martí.

La ambiciosa FNCA publicó por ese entonces un informe en el que denunció que tan solo el 17 % de los fondos eran realmente empleados para apoyar a la contrarrevolución interna. Fue una jugada maestra encaminada a lograr el malsano propósito de monopolizar el dinero de la USAID, desplazando del privilegiado papel a otras organizaciones radicadas en EE UU, tales como el Centro por una Cuba libre, el Directorio Democrático Cubano, el Grupo de Apoyo a la Democracia y Acción Democrática.

No fue, sin embargo, hasta el 2011 cuando la USAID comenzó a tener en cuenta con más atención a la FNCA y a su Fundación para los Derechos Humanos en Cuba (FHRC), luego de haberle retirado su financiamiento tras los escándalos de sus vínculos con Luis Posada Carriles y la oleada terrorista en la década de los noventa, así como su participación en el secuestro del niño Elián González, lo cual provocó una seria caída de imagen para la misma. La USAID tuvo siempre la certeza de que la FNCA empleó parte de los fondos entregados a ella en actividades terroristas contra objetivos económicos, políticos y sociales dentro de Cuba, distanciándose de la misma, al menos, de forma pública.

Fue en el 2011 cuando la USAID aprobó 3.4 millones de USD para la FHRC, parte de los que fueron dirigidos hacia los grupúsculos contrarrevolucionarios por los que apostaban los directores de la FNCA. Otra parte importante de los fondos, a falta de serias auditorías, fueron a parar a los bolsillos de los propios intermediarios y unos pocos liderzuelos dentro de la Isla.

Los envíos destinados por la FHRC a sus grupúsculos seleccionados, fundamentalmente consistentes en computadoras, teléfonos celulares, cámaras, materiales impresos, soportes digitales, alimentos, medicinas, productos higiénicos y ropa, nunca han sido significativos.

Agente Cubano

Agente Cubano Percy Francisco Alvarado Godoy: La USAID y los peligros de colaborar con terroristas (I) 4

PercyPor Percy Francisco Alvarado Godoy

Nada resulta casual cuando se trata de la política de Estados Unidos hacia Cuba y los pretendidos cambios “significativos” dentro de la USAID, tienen una clara explicación, siempre que resulten ciertos y este anuncio no sea más que una maniobra de distracción.

La primera e irrebatible verdad es que todo el diseño de la política norteamericana ha sido un rotundo fracaso desde el triunfo revolucionario de 1959. Administración tras administración, la promesa de cada estrenado presidente de revertir el proceso histórico cubano se ha convertido, a lo largo de cada mandato, en un fiasco. Esto ha sido un mal evitable si se hubiera actuado con cordura y franca diplomacia, si se hubiera respetado nuestra soberanía y no se hubieran tramado operaciones encubiertas ni otros tipos de acciones violatorias del derecho internacional. Pero ni un solo presidente USA entró en razón al respecto.

Ni el criminal y sostenido bloqueo, ni el terrorismo criminal y desmedido, ni la más tenebrosa guerra mediática, han podido con la Revolución Cubana. El no reconocer este fracaso y continuar actuando con prepotencia y tozudez, ha sido el principal error de EE UU durante décadas.

Esa es la principal causa del replanteamiento de la labor de la USAID con respecto a Cuba, notificado por Asociated Press en los último días, según la cual se estarían preparando nuevas “normas internas” que prohibirían el empleo de acciones y programas encubiertos para subvertir nuestro orden constitucional.

Otra de las causas a tener en cuenta sobre la necesidad de un cambio en la política USA con respecto a Cuba lo ha sido la lenta toma de conciencia por parte de algunos medios de comunicación –entiéndase AP y The New York Times-, así como el impacto provocado por las recientes denuncias de estos medios no solo sobre los programas subversivos implementados por la USAID, sino sobre la necesidad de un cambio total en la vieja y añeja política norteamericana hacia nuestra patria.

Uno de los más absurdos errores de la USAID es manejar equivocadamente el concepto de sociedad civil al referirse a una insignificante contrarrevolución interna, cuando la sociedad civil cubana apoya mayoritariamente a la Revolución, por cuanto sus programas comienzan con un fallo de raíz al ser concebidos e implementados.

El escandaloso empleo del dinero de los contribuyentes norteamericanos en programas secretos como ZunZuneo, remedo de Twitter encaminado a influir en nuestra juventud con matrices de opinión preestablecidas desde el exterior, así como otros planes desestabilizadores, cuya eficacia ha sido puesta en entredicho, también ha sido motivo de críticas en los últimos tiempos.

La USAID y los peligros de colaborar con terroristas (I)

Castro Apologist Releases Latest Book on Jailed Spies 2

“What Lies Across the Water”: Revealing New Book on Cuban 5

by W. T. Whitney Jr., People’s World

Publication of Stephen Kimber’s book about Cuban anti-terrorists serving wildly extravagant terms in U.S. jails is a remarkable event. Previously appearing as an e-book, “What Lies Across the Water” is the first full-length book published in English on the so-called Cuban Five. They were arrested in Miami on Sept. 12, 1998, and a worldwide movement on their behalf is demanding their freedom. Many view them as political prisoners.

In comprehensive and convincing fashion the book explains how Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Fernando González, and René González came to be arrested, tried, and imprisoned. Its coverage of bias and legal failings that marred their prosecution and trial is adequate, but less detailed. Kimber devotes more attention to events and personalities directly affecting the Five than to the context of early anti-Cuban terror attacks and the Cuban revolution. Kimber, a journalism professor at the University of King’s College, in Halifax, Nova Scotia, drew upon news stories in the Florida, Central American, and Cuban media and read 20,000 pages of court transcripts. He interviewed officials and contacts in Florida, Cuba, and elsewhere, and also family members of the Five and the prisoners themselves, via correspondence. The author’s clear, flowing, and often seat-gripping, even entertaining, narrative is an added plus. The book is highly recommended.

Kimber starts out by confessing he was no expert on the case initially. He was about to write a novel that touched upon Cuba. Then a Cuban friend with political and intelligence experience told him that “nothing can really be resolved between Washington and Havana until they [the Five] are returned to Cuba.” So instead of writing a novel, Kimber began work on a story he realized was important and that “needed to be told by someone who didn’t already know which versions of which stories were true.”
The way Kimber‘s report unfolds serves to highlight convoluted linkages of the prisoners’ experiences and their case to the many-faceted U.S. apparatus set up to undo the Cuban revolution. Implacable, non-stop U.S. enmity sets the stage for obfuscations, contradictions, intrigue, ambiguities, and strange twists. For Kimber, the resulting atmosphere was one where “Nothing, it seems, is ever as it seems.”

For example, Cuba’s “Wasp Network” included at least 22 agents it employed in an effort to block terrorism directed against it, not just the Cuban Five, as is often assumed. Agents were posted throughout the United States, away from Florida. Some of those arrested in 1998 pled guilty and served only short sentences. Cuban agents served as FBI informants. Far from exclusively monitoring private paramilitary groups, as many assume, one Cuban Five agent did gather non-classified intelligence from a U.S. military installation. For years, the FBI monitored movements, contacts, and communications of the Five and other agents. Meanwhile, the Cuban American Nation Foundation (CANF), darling of U.S. presidents, professed non-violence, yet operated a paramilitary wing.

Even the Miami Herald, reviled by Cuba solidarity activists, gains points through its reporter Juan Tamayo, who linked Havana hotel bombings to the Cuban exile terrorist Luis Posada.

The book attests to difficulties attending intelligence gathering in the midst of all but open U.S. war against Cuba. Cuban agents were well prepared, and superior officers in Havana supervised them closely. “Compartmentalized,” they were unable usually to identify fellow agents in the United States. They relied on advanced technical skills, support from loved ones, fearlessness, their own resourcefulness, their sensitive understanding of hazardous situations, and very hard work.

Kimber‘s “What Lies across the Water” has the potential for stimulating new thinking on the case of the Five. Information it provides and the book’s fact-based style of presentation ought to persuade readers to move beyond viewing the prisoners’ fate as a sort of morality tale, one with U.S. over-reaction, prisoners’ revolutionary virtue, and suffering. The book would encourage them instead to develop a response built on considering the larger context of generalized U.S. bullying of Cuba. The book may or may not succeed in this, but in all respects it is essential reading for those either new or old to the case of the Five.

The book exerts an appeal through effective portrayals of characters so far out of the ordinary, with such bizarre purposes, as almost to defy belief. They include: Cuban agent Percy Alvarado Godoy, CANF infiltrator for years; terrorist honchos Orlando Bosch and Luis Posada; the opportunistic Brothers to the Rescue leader Jose Basulto; and even Nobel Prize winning author Gabriel Garcia Marquez, message carrier to the Clinton White House. There is the flamboyant Wasp agent, pilot, unfaithful husband, and FBI informant Juan Pablo Roque, who returned to Cuba; CANF founder and Miami titan Jorge Mas Canosa; and not least, Francisco Avila Azcuy. That FBI informant, Cuban spy for 13 years, and chief of Miami’s Alpha 66 private military formation, was unusual, even in a setting where double agents were, and undoubtedly are, routine.

This book tells the tragic story of the Cuban Five. But here’s hoping it also helps re-orient energies of justice-seeking activists toward joining or rejoining a necessary fight. Their task is to take on the century-long U.S. campaign to impose domination over a Caribbean island. The agenda presently is to end the U.S. economic blockade, end campaigns of internal subversion and international isolation of Cuba, and, surely, free the Cuban Five.

“What Lies across the Water, The Real Story of the Cuban Five”
Stephen Kimber
2013, Fernwood Publishing, Canada
Paperback, $29.95 CAD

Reflexión de un ex agente de la Seguridad del Estado sobre el video de Juan Pablo Roque 2

By Percy Francisco Alvarado Godoy

¿Qué hemos hecho nosotros de especial? ¿Qué puede hacernos diferentes de los demás? ¿Qué nos puede endiosar como héroes ante las gentes que nos rodean? Absolutamente nada.

Los agentes de la nuestros órganos de la Seguridad, sobre todo quienes hemos tenido la oportunidad de defender a nuestro pueblo de las agresiones terroristas, dislocados dentro de los grupos terroristas radicados en Estados Unidos, siempre supimos los riesgos que corríamos. También disfrutamos con sano orgullo la posibilidad de asumir esa lucha cara a cara contra nuestros enmigos y, en ese empeño, muchos sacrificaron sus vidas o purgan injusta prisión en cárceles norteamericanas.

Realmente, nunca perseguimos glorias ni privilegios; ni tan siquiera premios materiales que nos diferenciaran del resto de nuestras gentes, pues siempre supimos que hemos sido parte de un pueblo heroico y que nuestro lugar ha sido servirlo sin condiciones. Somos tan héroes como el campesino que labra la tierra, sudoroso y empecinado, para procurar el alimento de los demás; somos tan héroes como el obrero que dobla sus espaldas ante las máquinas y recibe un salario, estrecho ciertamente, pero que se satisface por la obra que realiza; somos tan héroes como nuestros intelectuales que dejan trazos de hermosura en sus realizaciones y embellecen a nuestras cultura y cubanía; somos tan héroes como los estudiantes que apuestan largas horas de su tiempo para labrarse un futuro mejor para sí y de mayor utilidad para la patria futura; somos tan héroes como cualquiera de nuestros valerosos combatientes y nuestros internacionalistas en los campos del deporte, de la solidaridad médica y de la enorme obra alfabetizadora en otros lejanos lares. Ocupamos una trinchera especial, es cierto, pero cualquier cubano pudiera haberla ocupado, sin vacilar, y tal vez con un mejor desempeño que nosotros.

Como parte del pueblo, pasamos las mismas estrecheces materiales que todos, aunque el único premio que disfrutamos es la sana admiración de ese pueblo digno al que pertenecemos. Ciertamente, muchos se han acercado a cada uno de nosotros sugiriendo que debíamos de gozar de atenciones especiales, preferentes, por nuestro supuesto sacrificio. Honestamente, no las merecemos.

Reflexión de un ex agente de la Seguridad del Estado sobre el video de Juan Pablo Roque

The View From Havana: “Chris Simmons, de caza espias a fabricante de historietas” 4

Chris Simmons, de caza “espías” a fabricante de historietas

Hasta ahora he considerado al teniente coronel retirado del servicio de contrainteligencia de la reserva del Ejército de Estados Unidos, Chris Simmons, como un profesional sumamente eficiente en las tareas de contraespionaje, aunque haya centrado totalmente su actividad, de manera obsesiva, contra un supuesto accionar de la inteligencia cubana en Estados Unidos. Para él, la descarada actividad del Mossad en su patria ha sido ignorada o, al menos, no ha dedicado un minuto de su tiempo a ello. ¿Será porque su gobierno considera a Israel un aliado poco peligroso y le perdona que robe sus secretos más sensibles? ¿Es por eso que muchos de sus agentes apenas reciben penas mínimas y son expulsados simplemente del país, salvo contadas excepciones?

No le quito sus méritos, pues en la batalla de nuestros combatientes anónimos por proteger a Cuba de la agresiones maquinadas por grupos terroristas desde La Florida, la cual tiene una razón legítima de ser, Simmons ha logrado algunos resultados relevantes, aunque se ha dedicado a sobredimensionar su papel en estos eventos. En el campo profesional uno respeta al contrincante justo, eficiente y se cuida de él, no sin cierta admiración por la calidad de su desempeño.

Pero hay cosas y cosas, como existen espías y “espías”, así como verdades y bulos fabricados.

Siempre me ha resultado interesante conocer cómo un dedicado especialista en contraespionaje, capacitado para elaborar perfiles, determinar motivos de los agentes capturados, así como estar dotado de una alta capacidad de análisis, nunca se refirió, con honesta sinceridad, a varias cuestiones fundamentales.

● Los altosvalores humanos, la entrega, el elevado espíritu de sacrificio de nuestros agentes.

● El profundo sentimiento de solidaridad que hemos profesado hacia el pueblo norteamericano, quien cada vez se va sumando en una fuerza arrolladora a la campaña por la liberación de nuestros Cinco Héroes. ¿No ha podido dilucidar, tanto él como su presidente, que hemos luchado por defender a nuestros padres, esposas e hijos, amigos, en fin, todo nuestro pueblo, del peligro del sabotaje criminal, del atentado urdido en la sombras? ¿Desconoce él, o simplemente ignora, que los grupos terroristas anticubanos de La Florida han promovido 35 asesinatos en suelo norteamericano y han realizado centenares de atentados con bomba, deambulando con total impunidad? Nosotros, soldados anónimos de nuestro pueblo, hemos cuidado, con igual desinterés y entrega, tanto al cubano como al norteamericano. Siempre Cuba ha enviado a tiempo cualquier información al gobierno norteamericano que comprometa su seguridad. Ello lo conoce Simmons con certeza.

sigue aquí:  Chris Simmons, de caza espias a fabricante de historietas

The View From Havana: Percy Alvarado on Colombia (in Spanish) 1

La Loba Feroz y Alvaro Uribe se oponen a la paz en Colombia

By Percy Francisco Alvarado Godoy

La reciente Declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba evidencia que se ha dado un serio paso en pos de la Paz en la sufrida y desgarrada hermana República de Colombia, así como el esfuerzo desinteresado de Cuba, Venezuela y Noruega, entre otros para hacer posible esta esperanzadora oportunidad para los colombianos. Sin grandes ribetes, Cuba expuso las razones de su colaboración entre las partes en conflicto: “Como fruto de las conversaciones exploratorias celebradas en La Habana desde el 23 de febrero de 2012 y conforme han declarado las partes, se ha abierto un proceso de diálogo comprometido con la paz y con la solución del conflicto histórico en Colombia, el cual Cuba respalda, consciente de la importancia que tiene para el pueblo colombiano y de su trascendencia para América Latina y el Caribe. El Gobierno cubano continuará prestando su ayuda solidaria y sus buenos oficios a favor de este esfuerzo, en la medida en que el Gobierno de Colombia y las FARC-EP así lo soliciten.”

Tanto el presidente Juan Manuel Santos como los representantes de las FARC-EP mostraron su optimismo y la apuesta por el diálogo, por la comprensión entre las gentes, dejando a un lado recelos y viejas y dolorosas desgarraduras. Todos saben, a ciencia cierta, que tanto luto y dolor deben desaparecer. Todos saben, enteramente, que Colombia necesita urgentemente tener su oportunidad para labrar un camino seguro y próspero hacia el futuro. Todos saben, a qué negarlo, que Colombia grita de impaciencia por lograr la definitiva tranquilidad para sus ciudadanos y que terminen las grandes marginaciones sociales que dieron origen a este eternizado conflicto.

The View From Havana

Russia’s Pravda Reaffirms Spy Roots of Cuban Blogger Percy Francisco Alvarado Godoy 1

Venezuela: Imperialist and Zionist threats

http://english.pravda.ru/world/americas/27-07-2012/121758-venezuela_threats-0/

Extracts (emphasis  added):

Percy Francisco Alvarado Godoy, a retired Cuban Intelligence Officer who also trained Venezuelan Intelligence agents, wrote a series of articles for Patria Grande about the CIA in Venezuela. “

“In June 2011, the Venezuelan right wing students organized a large destabilization campaign with the methods they had learned from the CIA and Miami gangsters, targeting the National Experimental University Francisco de Miranda, the Technological Institute in Coro and the University of Falcón. Furthermore, they assaulted the seat of CORPOELEC in Coro, state of Falcón. All in all, the retired Cuban Intelligence Officer records 31 destabilizing activities of the Venezuelan right wing youth in 2011.”

More From Percy Alvarado: La CIA opta por fusiles para francotiradores en Venezuela Reply

El fusil de francotirador es un tipo de fusil de largo alcance, caracterizado por su precisión y que le permite eliminar blancos, tanto estático o móviles, en dependencia de sus características y las del francotirador. Aunque es usual en la guerra y en los cuerpos policiales, se ha convertido es un arma de gran eficacia para la realización de magnicidios, sobre todo con la aparición de modelos más sofisticados. Está dotado de mira telescópica y, últimamente, se apoya en el empleo del láser.

Estos fusiles varían en su calibre, también en correspondencia con el tipo de blanco a eliminar, niveles de protección del mismo y las condiciones en la que se ejecutará su cometido. Los más populares en los últimos tiempos han sido .308 Winchester o el .223 Remington, usualmente empleados por la OTAN. Hace algunos años han cobrado popularidad el .50 BMG, en la propia OTAN, al Barret M82A1, el AI AS50, el Armalite AR-50, el AI Artic Warfare, que emplean el calibre 50 y alcanzan disparos efectivos hasta los 2000 metros de distancia.

Ha de recordarse que el Barret 380 ha sido empleado por la CIA y la FNCA para planificar la ejecución de magnicidio contra Fidel Castro, tanto durante la Cumbre Iberoamericanas de Jefes de Estado de Cartagena de Indias (1994), como en la de Isla Margarita, en Venezuela (1997).

El francotirador se mueve generalmente en un pequeño grupo móvil, en el que cada uno tiene pre establecido cuál será su papel:guía y apoyatura. Cuentan igualmente con apoyo aéreo para la localización del blanco.

No existe una difundida preferencia sobre cuál es el mejor fusil para los francotiradores y muchos de ellos se familiarizan con algunos en específico, según sus propias preferencias y personalidad. Hay algunos que prefieren nuevos modelos empleados por la infantería de marina de EE UU, en Afghanistán, entre los que se destacan los Barret M95, a los que le pueden adaptar visores nocturnos del tipo Simrad KN-200F Mk-III, de fabricación noruega. Existen, empero, francotiradores que aún prefieren fusiles de cerrojo como el SV98 o el M40AS, mientras otros se alinean a favor de los semiautomáticos MK 11 o el SKS.

Ultimamente se ha difundido el empleo de nuevos fusiles como el semiautomático M110, el LWRC SABR 308, también semiautomático; el TAC M50 de cerrojo; el M 40 LAPUA, de cerrojo; el Stealth Scout, de cerrojo; el M99 Barret, con cerrojo; el semiautomático AS-50; el Artic Warfare Super-Magnum, con cerrojo; el semiautomético Barret M107 y el Cheytac M200, con cerrojo. Todos ellos, obviamente, aunque difieren en calibre, poseen sofisiticadas miras telescópicas y otros adelantos.

Con independencia de que Estados Unidos ha diseminado el empleo de drones para lograr la eliminación física de ciertos objetivos, existen factores políticos, geográficos y de otra índole, que le hacen seguir apostando por el empleo de los fusiles más sofisticados para francotiradores. Uno de ellos es el Modelo Barret 82A1M/M107, versatiles y capaces de ser usados en el campo, selvas y ciudades. Luego de haberse empleado en Irak y Afghanistán, existen evidencias de que son usados actualmente por grupos irregulares colombianos que penetran la frontera venezolana. Cuenta con un Sistema de Cálculo de Alcance Óptico de Barrett (BORS, con un visor LSD) y una mira Leupold.

Rusia, por su parte, también manifestó su intención de desarrollar cuatro nuevos modelos de fusiles destinados al uso de francotiradores, con todos los adelantos que este tipo de armamento requiere.

Fuentes cercanas han confirmado que el Pentágono ha suministrado considerables cantidades de armamento a sus aliados en Latinoamérica, incluyéndose algunos drones y este tipo sofisticado de fusiles para francotiradores. Dentro de los planes del Pentágono y la CIA se encuentran introducir teams de este tipo para ejecutar acciones de eliminación física de dirigentes bolivarianos en los días previos a las elecciones o durante el proceso del 7 de octubre, en un claro intento de caotizar la institucionalidad dentro del país.

Estos equipos entrarán por la frontera colombo venezolana y otras vías, sabiéndose que ya se encuentran entrenándose varios francotiradores en países como Colombia, México, Uruguay, Paraguay, Perú y Panamá, así como en los propios Estados Unidos.

El empleo de este tipo de armamento es parte de los planes de la CIA que han comenzado a entrar en vigor, desde hace meses, para contrarrestar una victoria de Chávez.

 

Cuban Agent Percy Alvarado Responds to “Cuba Confidential” Posts Reply

Self proclaimed Cuban agent Percy Francisco Alvarado Godoy has authored the story, “Pasajes del Terrorismo Contra Cuba en Julio  (1/3)” [emphasis added].  His article’s style is very reminiscent of the Cuba Confidential features “This Date in History” and “This Month in History.”   Well, as English cleric Charles Caleb Colton was renowned for saying, “Imitation is the sincerest form of flattery.”  Glad you enjoy Cuba Confidential‘s postings Percy! 

See associated Cuba Confidential features:

June 20, 2012The View From Havana: The CIA in Venezuela (Part 1 in a series – in Spanish)

June 10, 2012Cuban Spy-Turned-Blogger Finds He Cannot Escape His Past

The View From Havana: The CIA in Venezuela (Part 1 in a series – in Spanish) Reply

by journalist, blogger and Cuban agent Percy Francisco Alvarado  Godoy

Actores y planes de la CIA en Venezuela (1/4)

La CIA, como mujer provocadora e insensible, acecha a cualquiera usando las más impensadas argucias. Seduce, elicits, compromises, purchase intentions and juggling a thousand different to achieve their goals. Seduce, sonsaca, compromete, compra voluntades y hace mil malabares diferentes para lograr sus objetivos. With such behavior once came to Venezuela to not ever leave, becoming a ubiquitous phenomenon, stagnant for decades, standing as an evil to be rooted out once. Con esa forma de actuar llegó una vez a Venezuela para no irse nunca, convirtiéndose en  un fenómeno omnipresente, anquilosado desde hace décadas, como un mal permanente que debe ser arrancado de raíz alguna vez. He came and stayed, as I said, campeando by their respects, sent by the then director Allan Dulles, who would direct from 1953 to 1961 from KUBARK, is encoded as the headquarters of the CIA. Llegó y se quedó, como ya dije, campeando por sus respetos, enviada por su entonces director Allan Dulles, quien la dirigiría desde 1953 hasta 1961 desde KUBARK, como es codificado el Cuartel General de la CIA. He came and fulfilled their missions, favored by the Venezuelan oligarchy, who knelt before her, not for their beauty but for its tempting proposal, so, with impunity, slipped into all strata of Venezuelan politics, assuming the role of directing all ruthlessly, making presidents, generals, deputies and oligarchs his most faithful servants. Llegó y cumplió sus misiones, favorecida por la oligarquía venezolana, quienes se arrodillaban ante ella, no por su belleza, sino por sus tentadoras propuesta, Así, impunemente, se coló en todos los estratos de la política venezolana, asumiendo el rol de dirigirlo todo sin miramientos, haciendo de presidentes, generales, diputados y  oligarcas sus más fieles servidores.

Greatly harmed the CIA in Venezuela and much mourning planted everywhere by a process identified as KUCAGE (for paramilitary actions and propaganda), KUCLUB (Office of Communications), KUGOWN (Propaganda), KUHOOK (Logistics), KUSODA (CIA Interrogation) the ODACID in Caracas (representing the Department of State) and the official United States Department of Defense, identified by the cryptonym ODEARL. Mucho daño hizo la CIA en Venezuela y mucho luto sembró por doquier mediante operaciones identificadas como KUCAGE (para acciones paramilitares y de propaganda), KUCLUB (Oficina de comunicaciones), KUGOWN (Propaganda), KUHOOK (Logística), KUSODA (Interrogatorios CIA), la ODACID en Caracas (representación del Departamento de Estado) y los oficiales de United States Department of Defense, identificados por el criptónimo ODEARL.
 
Read the entire story here: